Locales
10/12/2019 - 19:15:25



"Hay otra pirotecnia que se puede usar y es muy linda"


El grupo TGD Padres TEA San Nicolás forma parte de la campaña “Más luces, menos ruido” que impulsan la Municipalidad de San Nicolás junto al Consejo Asesor de Discapacidad y distintas organizaciones, con el objetivo de evitar la utilización de pirotecnia sonora en las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

“Estas fiestas tienen que ser para todos los nicoleños, por eso vamos a hacer controles para asegurarnos que en los lugares de ventas no haya pirotecnia sonora”, expresó el Intendente Manuel Passaglia.

La pirotecnia sonora afecta, entre otras personas, a las que tienen TGD y TEA. Con respecto a esto, Carolina Fernández, mamá de un niño con TGD, contó que “los chicos son muy sensoriales y escuchan los ruidos mucho más fuertes de lo que los escuchamos nosotros. Esto hace que ellos entren en crisis, se golpeen, golpeen a su alrededor, se autolesionen. Como no saben lo que pasa quieren escapar de sus propias casas y golpean a la persona que los quiere contener”.

Además, agregó: “aunque tomen melatonina o algo para poder dormir ante las explosiones no hay nada que se pueda hacer porque el estruendo es muy fuerte.

Por otro lado Carolina contó que “este año nos han abierto las puertas de las escuelas para hablar con los chicos. Estuvimos visitando 2 escuelas por día, les mostramos un video, les contamos nuestra experiencia donde les pedimos que festejen de otra manera, no usando pirotecnia de alto impacto sonoro, hay otra pirotecnia que se puede usar que es muy linda”.

“Agradecemos que nos hayan abierto las escuelas porque pudimos llegar a los chicos y ellos nos entendieron y se comprometieron a tirar menos y otros directamente a no tirar. Esta actividad nos ayudó para concientizar y para que ayuden si ven a un nene en crisis. Conocieron el autismo en el marco de esta campaña “Más luces, menos ruido”. Los chicos no sabían por qué nosotros estamos trabajando por el no uso de la pirotecnia y mostrándoles videos y contándoles nuestra experiencia se solidarizaron y se comprometieron a no tirar”.

Carolina también dijo que “cada año vamos llegando a más gente. A mí me pasaba con mi familia que tiraba mucha pirotecnia y hasta que no me tocó no dejaron de hacerlo, y mis vecinos también fueron dejando de tirar pirotecnia, en mi barrio casi no se siente. Hasta que no le toca a alguien cerca no dejan de hacerlo”.

Por su parte Patricia Sánchez, mamá de un nene con autismo, indicó que “yo siempre explico que si a uno le suena como una explosión, ellos lo sienten como una bomba que les cae al lado de casa. Entonces se desesperan, se autoagreden, se muerden, se lastiman. En las últimas fiestas mi nene empezó a desesperarse y no sabía por dónde salir y empezó a arañar las paredes y se lastimó todos los dedos y empezó a morderme a mí y a las hermanas. Fue un caos. Así pasamos las fiestas, por más que uno le dé una medicación para dormir o acondicione la casa, no hay manera de protegerlos”.

También destacó que “esperamos que con esta nueva campaña, con esta nueva ordenanza, podamos disfrutar las fiestas, que cambien la realidad de muchas familias. Lo ideal es que podamos festejar todos”.

Volver


ENCUESTA