20 de Octubre de 2017
Interes General
09/10/2017 - 20:17:03



La Diócesis peregrinó a Luján con su nuevo Obispo


Se llevó a cabo la tradicional peregrinación diocesana a la Basílica de Luján, Patrona de Argentina. Convergieron el domingo caminantes, con ciclistas y las comunidades parroquiales de la toda la diócesis convocadas por Mons. Santiago.

Este año era el primero que Mons. Hugo Santiago presidía la misa que culminaba la peregrinación. Lo acompañó Mons. Cardelli, que impartió sacramentos de iniciación a muchos de los que fueron al Monumento Histórico Nacional con fe.

La jornada cerró el caminar de varias columnas de fieles, a los que se sumaron los que viajaron en vehículos para compartir la celebración eucarística al mediodía.






Homilía de Mons. Hugo Santiago.-

"Una cosa que siempre me impresionó de la Virgen, y es esto… que sigue el camino de Jesús en un aspecto, se aparece a gente humilde, o gente a la cual, la sociedad no le da mucho crédito, si miramos Lourdes, Fátima. Son pastorcitos o niños, a los niños en general, no se les dá mucho crédito, pensamos que pueden estar fabulando. En Guadalupe es un “indígena”, Manuel es un “Negro”. Alguien humilde al cual la Virgen, por intermedio de sus dueños, lo saca de la esclavitud para que se dedique a ella, y entonces por eso le dice “soy de la virgen nomás”.

Es decir, es la mentalidad de Dios, Jesús dice en su Evangelio en San Lucas; dice… “Me regocijo en el espíritu Santo Padre, porque revelaste estas cosas a los humildes y se las ocultaste a los soberbios”.
Por lo tanto, yo festejo el hecho de que ustedes nos enseñen, lo que es la devoción desde el corazón a la Virgen, en este caso su advocación, de Lujan.

Para Mi… la verdad… me edifica mucho… creo que a todos nos edifica mucho… ver como desde el corazón, ustedes sienten este amor por la Virgen que nos hace Peregrinar, y está presente en todas las peregrinaciones. La peregrinación es el sacrificio… pero mi reflexión la quería poner en esto… siempre me ha parecido… yo he peregrinado mucho en Itatí, estuve 10 años en corrientes, y hacía la peregrinación de 70 Kilómetros… hasta que pude, me parece que la peregrinación… no sé que piensen ustedes, es como la vida, peregrinar es muy lindo, es un símbolo de la vida, en la vida vas hacia un objetivo, y no sabes si lo vas a lograr, en la vida caminás con esperanza, hacia ese objetivo pero tenés obstáculos, en la vida entendés que no podes caminar solo, necesitás ayuda de tus amigos, de tus padres, de quienes te quieren. En la vida no se puede caminar solo. Y es muy lindo tener signos que vamos a llegar a la meta… bueno fíjate, en la peregrinación quisiéramos ir a nuestro ritmo, pero hay uno que te modera que te dice… caminemos juntos, igual que la vida a veces necesitás de los otros, a veces queremos caminar solos, pero describimos que solos no podemos, necesitamos de los demás… somos un cuerpo, y en el cuerpo cada uno es importante, es distinto… y eso es lo lindo… es distinto… somos distintos… pero nos completamos, nos complementamos, ninguno es el cuerpo. Nos necesitamos, que lindo cuando en la peregrinación nos ayudamos los unos a los otros a llegar… nos decimos palabras de aliento para llegar, venimos caminando de hace unos cuantos días, venimos hacia Dios, venimos hacia la Virgen.

Objetivo mejor no puede haber, la vida es un peregrinar hacia Dios y hacia la virgen. Por eso vamos a darle muchas gracias, los vamos a tener en cuenta a aquellos que originaron esta peregrinación porque seguramente desde Dios se alegran de que nosotros sigamos peregrinando hacia la virgen. Vamos a poner en las manos de la virgen que es madre y se hace cargo de todo lo que le trajiste, vamos a poner todo lo que le trajeron, cuantos de ustedes vienen pidiendo salud, trabajo, unidad en la familia. La virgen se hace cargo porque es madre, pero se que mucho de ustedes y para mi eso es un gran ejemplo, vienen a dar gracias. El otro día le pregunté… ya para terminar a una señora que estaba en silla de ruedas, ¿por qué vino a la Virgen? Y me dice vine a dar gracias… ¡me planchó! Estaba en sillas de ruedas y venía a dar gracias a la virgen.

¡Ven! la madre nos reúne como familia aquí en su casa, y esto es un símbolo de la vida, vamos a pedirle entonces que caminemos juntos, que caminemos unidos, y que nos siga guiando hacia el encuentro con Dios. ¡VIVA LA VIRGEN!."

Volver


Encuesta
Si tuviera la oportunidad, ¿se mudaría a otra ciudad?