Judiciales
08/05/2016 - 12:35:59



Pedido de una madre termina con red de venta de drogas


Una investigación de la Fiscalía Uno tematizada en drogas permitió desarmar una red de comercialización de estupefacientes. Fue partir de la denuncia de una madre desesperada por el vicio de su hijo.

En la madrugada del sábado culminó una serie de allanamientos que se llevaron a cabo tras una investigación que comenzó hace algunos meses la fiscalía de la Dra. Verónica Marcantonio.

Hasta la dependencia judicial llegó el pedido de auxilio de una madre que veía cómo su hijo iba perdiendo la vida tras la droga y las malas artes para poder acceder a su vicio.

A principios de este año se iniciaron la diligencias investigativas para armar una red de comercialización de estupefacientes en la zona sur de la ciudad que se dedicaba a la venta al menudeo de cocaína a adolescentes y jóvenes principalmente en varios puntos.

Los allanamientos arrancaron simultáneamente en un domicilio de Cavalli al 200, dos en barrio 9 de Julio, otro en zona de autopista y también en barrio Mitre.

Sin que se dieran muchas precisiones a la espera de tomar declaración a los aprehendidos y evaluar los elementos secuestrados, trascendió que el resultado fue positivo.

Por un lado se siguió la pista de un elemento que está vinculado a la marginalidad, a la venta de estupefacientes. Alterna en tres domicilios, y en uno de ellos reside con su pareja. Hasta allí llegaron los instructores judiciales y efectivos de narcotráfico.

En medio de las diligencias surgió otro lugar donde podría estar este sujeto de apellido Benavídez. Se dispuso un allanamiento en proceso y se llegó a un ámbito dedicado especialmente para el consumo de drogas de manera colectiva en barrio 9 de Julio. Los habitué frecuentaban ese espacio para adquirir y consumir la droga en conjunto. Estaba acondicionado para recibir a varias personas y tenía los elementos necesarios para las prácticas viciosas.

En otro de los lugares allanados resultó aprehendido un matrimonio. No tienen antecedentes delictivos y dedican su vida a tareas ordinarias de camionero y ama de casa respectivamente. Pero en su hogar en una zona desolada de Ruta 9 y Ruta 188 vendían cocaína al menudeo. Así que era importante la afluencia de jóvenes y adolescentes durante todo el día.

Una derivación particular tuvo un allanamiento en Pellegrini al 900 en barrio Mitre. Allí reside un hombre que estuvo vinculado a una banda dedicada a los robos tipo rififí. Se trata de un grupo que opera principalmente de noche, que ingresa a los ámbitos de sus víctimas por un agujero en el techo preferentemente, pero que requiere de desactivar los sistemas de seguridad para concretar el golpe. En este caso se trata de un especialista en alarmas, que estuvo vinculado a un clan familiar dedicado a los cobros extorsivos, y para los cuales habría realizado varias tareas específicas.

Ahora tendría vinculaciones con esta red de vendedores de drogas, por lo que se profundiza la investigación para ver si hay nexos entre los dos grupos dedicados a la vida delictual.

Al término de las diligencias se secuestró una cantidad importante de cocaína, fraccionada para su venta y en proceso de estiramiento. Balanzas de precisión y otros elementos que tienen que ver con la comercialización. También varios teléfonos móviles, chips, agendas, dinero de baja denominación y otros efectos que son motivo de investigación.

La fiscalía comenzaba la ronda de indagatorias a los aprehendidos, todos mayores de edad; el matrimonio, el técnico en alarmas y la pareja del que se encuentra prófugo, que trascendió sería de apellido Benavídez.
La Dra. Verónica Marcantonio les imputó la tenencia de estupefacientes y la comercialización y en las próximas horas se decide su futuro procesal. En tanto que se sigue de cera la pista del paradero de Benavídez.

En el entorno de la Fiscalía 1 se consignaba que el trabajo investigativo se resolvió satisfactoriamente, y que podría derivar en otras tramas de venta de drogas. Pero que la denuncia que arrancó esta causa la hizo una madre en defensa de la salud de su hijo, en un desesperado pedido de auxilio para el cual la Justicia no tiene todas las herramientas para atenderla.

El Estado debe velar por la atención de los enfermos de las adicciones, y antes en la prevención de estos consumos nocivos, para evitar que haya más víctimas.

Desarticular una red de comercialización, neutralizar un foco de ventas, no termina con la cuestión de fondo y es que los adictos buscarán otros lugares para acceder a la droga. Y otros actores de la narcodelincuencia estarán dispuestos a facilitársela.


Foto ilustración


Volver


ENCUESTA