Salud
18/01/2022 - 16:25:15



Extrajeron una moneda del esófago de una niña


El hecho ocurrió el sábado por la tarde cuando una nena de 3 años ingresó a la guardia pediátrica con un cuadro de babeo y molestias para tragar, y la madre refería ingesta de una moneda.

Tras el examen clínico y la realización de una radiografía, se constató que era una moneda de 5 pesos que se alojaba en el tercio superior del esófago.

Ante la urgencia, se contactó al Dr. Lucas Bordino, profesional del hospital, quien realizó una endoscopía con recursos propios del nosocomio, y extrajo el cuerpo extraño que se encontraba dificultando la respiración y deglución de la niña.

Tras el incidente no se produjo ningún daño producto de la ingesta y de la extracción y la paciente pudo retornar a su hogar sin inconvenientes.

Gracias a las gestiones de la Dirección del Hospital y del apoyo del Ministerio de Salud bonaerense, a través de la Dirección Provincial de Hospitales, se pudo generar el cargo para incorporar al plantel médico al doctor Bordino, especialista en endoscopía respiratoria y cirugía de vía aérea pediátrica.

Anteriormente, ante este tipo de procedimientos, el paciente debía ser derivado al Hospital Posadas o a otros nosocomios fuera de la ciudad que tenían esta especialidad.

Cuerpos extraños en menores
La mayoría de las aspiraciones de cuerpos extraños en la vía aérea ocurre en niños y niñas de
1 a 3 años, que son los más susceptibles por su tendencia a introducir objetos en la boca con más frecuencia.

Los cuerpos extraños más comunes en las vía aérea son orgánicos y, dentro de ellos, los maníes y las semillas.

La situación más temida ante la ingesta de un cuerpo extraño es que éste se aloje en la garganta sin lograr pasar, impidiendo que el menor pueda respirar.

El niño no emite sonido, no tose y está abotagado.

Esto requiere de maniobras inmediatas de desobstrucción (conocida como “maniobra de Heimlich”).

Cuidados y prevenciones
Como sucede siempre en medicina, lo más importante es prevenir este tipo de situaciones.

Desde el Hospital San Felipe se sugieren una serie de recomendaciones.

Como primera medida, el niño siempre debe estar al cuidado de un adulto responsable.

Se debe evitar que tenga acceso a objetos pequeños como juguetes, comidas, monedas, insumos de ferretería, etc.

En la mesa, el niño debe comer bocados adecuados para su edad y sin distracciones (televisión, tablets, celulares, etc).

En caso de ingesta, nunca se debe intentar la extracción del cuerpo extraño con los dedos de la mano ya que esto podría incluso empeorar la situación.

En caso de ahogo, consultar a la guardia aunque el niño ya se encuentre mejor.

Volver


ENCUESTA